Español / English 00:02 ; sábado 25 mayo 2019

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

MERCADERIA'S. 2002 - 2003

Barcelona. Ajuntament de Sant Cugat, 2002

El claustro del Monasterio de Sant Cugat del Vallés tiene 144 capiteles de estilo romántico. Está documentada su finalización a finales del siglo XII, en 1190. En la galería de tramontana, esquina con la de levante, hay una inscripción en latín donde se puede leer: “Ésta es la imagen del escultor Arnau Cadell que construyó este claustro para la perpetuidad”.
Esta grafía medieval ha sido transformada en un moderno objeto noble que el Ayuntamiento utiliza como regalo institucional para grandes personalidades.

El cubo muestra detalles de doce capiteles a modo de souvenir.


Bilbao. Museo de Bellas Artes de Bilbao, 2002  

El juego reproduce el óleo sobre roble de Jan Mandijn pintado en 1550 y titulado “Festín Burlesco”. Representa un caótico banquete, una boda de campesinos en tono satírico.

El Equipo 57 es un grupo de cinco artistas que, entre los años 1957 y 1962, investigaron las formas pictóricas del arte. En esta obra de 1960 las manchas de color puro se van encadenando de manera rítmica.        


Barcelona. Museu Nacional d´Art de Catalunya, 2003
Granada, Sevilla. Museos de Andalucía, 2003

La pintura realizada en 1928 por Feliu Elias (1878-1948), interroga al espectador sobre la visión que ocupa al protagonista.

Joan Ferrer Miró (1850-1931) pintó “Exposición pública de un cuadro” hacia 1888, un ejemplo del arte del siglo XIX.

El siglo XIX es espléndido en nuevos pintores. Estos artículos recuerdan a dos maestros académicos de primer orden, Dioscoro Puebla (1863) y Ricardo Madrazo (1892), ejemplos de la influencia estatal que irradia la Escuela de Bellas Artes de San Fernando desde Madrid.

Dos vistas de las ciudades andaluzas a finales del siglo XIX. La primera, acuarela de la colección del Museo de la Casa de los Tiros de Granada y la segunda, óleo de Nicolás Jiménez “Vista de la catedral de Sevilla desde el Guadalquivir”, 1893, conservado en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.  


Barcelona. Museu Nacional d´Art de Catalunya, 2003
Barcelona. Museu de Sant Cugat, 2003

La caja decorada con fragmentos de vestuario de Pierre-Louis Laideguire en el retrato al pastel de Maurice Quentin de la Tour (1704-1788) contiene virutas aromáticas con olor a cedro.

El Monasterio de Sant Cugat fue una fortaleza amurallada, con almenas y torres de defensa propias de un “castillo”.
El escudo heráldico muestra esta forma en las dos representaciones existentes.
La capilla de Sant Benet, S. XIV, y la capilla de Sant Bartomeu, esta vez en cerámica vidriada de gran calidad, realizada en el siglo XVIII.   


Mallorca. Palau March Museu, 2003

El Belén Napolitano del siglo XVIII está compuesto por centenares de pequeñas esculturas modeladas en barro cocido por los mejores artistas de la época, figuras que vestían con gran realismo sastres y joyeros.
El Belén puede contemplarse como un teatro del mundo: actores inmóviles en un escenario imaginario donde se reúnen las gentes, animales y utensilios que retratan una época.


Segovia. Museos de Castilla y León, 2003

Desde 1997 el Museo Zuloaga de Segovia está ubicado en el histórico edificio de San Juan de los Caballeros que Daniel Zuloaga (1852-1921) adquiriera en 1905 con la intención de instalar allí su fábrica, con hornos de suficiente tamaño para cocer sus encargos de decoraciones cerámicas de arquitectura.
Su sobrino Ignacio Zuloaga (1870-1945) pintó aquí entre 1905 y 1915. Recorriendo ambos muchos kilómetros a la búsqueda de paisajes o monumentos, que se traerán en fotografías o en apuntes del natural, y que reproducirán en las cerámicas o en las telas.
Del muestrario de Azulejería de los Zuloaga se han extraído los preciosos motivos que muestran estos artículos con ese sabor decó o modernista tan propio del principio del siglo XX.