Español / English 09:22 ; domingo 16 diciembre 2018

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

a) MERCADERIA'S. 2002

Barcelona. Ajuntament de Sant Cugat, 2002
Barcelona. Fundació Gala-Salvador Dalí, 2002

La admiración de Salvador Dalí por las obras del pasado, lo llevó a menudo a hacer referencia directa cuando creaba. El perro dormido que aparece en la tabla de Aine Bru, “Degollación de Sant Cugat”, 1504-1507, revive cinco siglos después como un elemento más de su obra “Dalí, a la edad de seis años cuando creía ser una niña, levantando la piel del agua para ver un perro dormido”, 1950.

Dalí utilizó un antiguo método basado en la visión binocular. Se trata de parejas de pinturas que contempladas una al lado de otra, por medio de lentes especiales, producen una sensación de relieve. El 1er visor muestra “El pie de Gala”, 1974, una de esta serie de pinturas. El 2º la “Sala Mae West”, 1974, la escenografía que Dalí construyese para su Teatro Museo de Figueres.    


Barcelona. Fundació Joan Miró, 2002

En el cubo, la reproducción de las ocho obras preliminares que componen el llamado “Tapiz de Tarragona” realizado por Joan Miró en 1972.

El portalápices reproduce la obra “Home i dona davant un munt d´excrements”, pintura de 1935.

Los posavasos hasta seis de las firmas de Miró a lo largo de su producción.


Valencia. Ciudad de las Artes y las Ciencias, 2002

Pizarra usada por Albert Einstein en una conferencia sobre la “Teoria de la relatividad”, Oxford 1931. Preservada en el Museo de Historia de la Ciencia, Universidad de Oxford.


Valencia. Ciudad de las Artes y las Ciencias, 2002

L´Hemisfèric ocupa una posición central en el conjunto arquitectónico de la Ciutat de les Arts i les Ciències.
Alberga plantetario, laserium y cine en formato IMAX dentro de una misma sala de proyecciones.
El conjunto adopta la forma de un ojo. El caparazón que cubre la semiesfera se convierte en el “párpado” que se abre y se cierra.
Entre los grandes árboles blancos estructurales, que atraviesan extensas superficies de hormigón, descubrimos las metáforas del arquitecto Santiago Calatrava.


Valencia. Ciudad de las Artes y las Ciencias, 2002

El Museu de les Ciències “Príncipe Felipe”, obra de Santiago Calatrava, constituye un hilo arquitectónico que, sin duda, representa de una manera única los logros científicos y tecnológicos alcanzados por el ser humano a finales de siglo.

La técnica y la estética del edificio lo convierten en la primera y más permanente exposición del propio Museu.
El edificio es una inmensa escultura modelada en hormigón, cristal y acero. Desde esta perspectiva, las “costillas” y “vértebras” articulan la cascada de cristal de la fachada norte, o la perspectiva de la réplica gigante de la molécula de ADN, en la Calle Mayor.

La avenida que recorre la planta baja del Museu está franqueada a ambos lados por las siluetas de muchos de los sabios que han, sucesivamente, configurado el conocimiento científico de la humanidad.

Este diseño recorre vertiginosamente los nombres, las fechas y las palabras de algunos de estos extraordinarios seres humanos, claves en nuestra historia colectiva.


Valencia. Ciudad de las Artes y las Ciencias, 2002

La Ciutat de les Arts i de les Ciències está formada por cinco elementos ubicados sucesivamente: el futuro Palau de les Arts, l´Hemisfèric, L´Umbracle, el Museu de les Ciències “Príncipe Felipe” y l´Oceanogràfic. Santiago Calatrava ha dispuesto avenidas que, a varios niveles, permiten al visitante recorrer sus distintas instalaciones o realizar un paseo por la Ciutat.
En la actualidad ofrece imágenes tan espectaculares como el Museu de les Ciències visto desde l´Hemisfèric, separados tan solo por el estanque. El agua proporciona distancia y perspectiva a los edificios, jugando un papel esencial al reflejar las imágenes de las principales construcciones.