Español / English 23:59 ; viernes 24 mayo 2019

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

b) MERCADERIA'S 2002

Valencia. Ciudad de las Artes y las Ciencias, 2002

En la segunda planta de El Museu de les Ciències Príncipe Felipe y bajo el título genérico “El legado de la ciencia” hay diversas salas que muestran la documentación personal de diversos Premios Nobel.

Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) obtuvo el Nobel de Fisiología y Medicina en 1906. Su Teoría Neuronal defendía que las neuronas eran células independientes, con vida propia, que se comunicaban entre sí por contacto: la SINAPSIS. Humanista y fotógrafo, Don Santiago era también un excelente dibujante. Este pañuelo reproduce uno de esos dibujos de neuronas que acostumbraba a realizar.

Severo José Gerardo Ochoa de Albornoz (1905-1993) obtuvo el Nobel de Medicina en 1959. Trabajando con el enzima polinucleótico fosforilasa, descubrió que éste era capaz de sintetizar un ácido nucleico: el ARN.

Este hallazgo genial revolucionó el campo de la biología molecular e hizo popular la imagen de escalera helicoidal que reproduce este pañuelo.   


Madrid. Faunia, 2002

Concebido como un parque temático con vocación pedagógica este nuevo centro cultural de Madrid de 140.000 m2, recorre y explica la vida natural en diversos y muy distintos ecosistemas terrestres. Niños y mayores aprenden de él los valores de la Biodiversidad admirando las formas que toma la vida en nuestro planeta.
Desde los Polos a la Jungla a través de más de 4000 animales vivos en hábitats que reproducen biológica y técnicamente sus espacios naturales originales.


Barcelona. Temple Expiatori de la Sagrada Familia, 2002

Antonio Gaudí dedicó a la Sagrada Familia muchos años de trabajo. A partir de un cierto momento, en 1914, influido personalmente por las tragedias de la primera guerra mundial, hasta el final de sus días, en 1926, su ocupación no fue otra que la de atender a la construcción de este templo, hasta el extremo de vivir en una pequeña estancia, dentro de la obra misma de la iglesia.

Se entiende, así, la compleja simbología religiosa, que hasta en sus más mínimos detalles, impregna colosal obra.
El gran número de estudios preparativos, que de él se conservaban, con los bocetos (muchos de los cuales, destruidos en 1936, han sido después reconstruidos) han hecho posible que casi un siglo después la obra siga creciendo hasta su conclusión futura.


Bilbao. Museo de Bellas Artes de Bilbao, 2002

Dos out line “Euskaldunak karta jokoan”, de Ramiro Arrue y “Burtzeñako zubia”, de Aurelio Arteta.

Reproduce el óleo “El baño en Rentería” pintado por Dario de Regoyos en 1899. Con su pincelada diminuta y pastosa característica.


Salamanca. Universitatis Salamantinae Mercatus, 2002

El propio emperador Carlos dispuso del primer ejemplar del “Astronomicum Caesarum” que Petrus Apianus realizó en 1540. Este libro insólito, profuso en imágenes y lleno de piezas móviles de papel como si de un mecanismo de relojería se tratase, es un tratado de Astronomía donde se recopila todo el saber acumulado hasta el momento. Entre sus páginas se encuentra esta imagen de planisferio estelar con la explicitación figurativa de los signos zodiacales y la ordenación de las constelaciones de estrellas conocidas y bautizadas mitológicamente en los tiempos precedentes.
Es una de las joyas incunables de la Biblioteca de la Universidad de Salamanca.


Barcelona. Ajuntament de Sant Cugat, 2002

En 1002, el Papa concede una “bula” donde se escrituran las propiedades. Dicho documento, junto a la reproducción del monasterio que hacia 1504 pintase Aine Brú, constituye el motivo para la celebración del “Milenario”.

La excelente tabla de retablo “Degollación de Sant Cugat” de Brú, en su parte superior izquierda, documenta el aspecto del Monasterio en aquella época a caballo entre los siglos XV y XVI.
Así era, entonces, el famoso rosetón de la fachada del Monasterio.