Español / English 00:34 ; sábado 25 mayo 2019

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

CUENTO 2. Don Juan de Todos los Infiernos..doc

Don Juan de Todos los Infiernos - 13'01"

Producciones Osoxile presenta: El Gran Teatro de Maese Travieso

Hoy presentamos: Don Juan de Todos los Infiernos

¿Pedro? ¡Pedro! Pedro, mañana es dia 1 de noviembre. ¿Pedro?

Hombre, Botero. ¿Qué decías?

Que mañana es dia de todos Los Santos.

Puedes entonces debe ser también tu santo. ¡Felicidades! ¿Ya estás tranquilo? ¿Puedo volver a lo mío?

No digas estupideces. Esto es el infierno. Aquí no sólo no hay santos si no que no se celebran los santos.

¿Qué dices? ¿Mañana es 1 de noviembre? ¡Wow! ¡Haberlo dicho antes! 1 de noviembre, el día en que en todas partes se representa Don Juan Tenorio, ¡mi obra favorita! “No es verdad, ángel de amor...”

Por eso he venido a verte. Tú tienes el demonio del teatro en las venas. Además siempre has dicho que si te dejaran un teatro el día 1 de noviembre bordarías el papel de Don Juan.

¿Bordarlo? Si yo hiciese alguna vez de Don Juan lo haría endiabladamente bien.

¿Por qué no subes y les enseñas lo que vale un peine?

¡Me has convencido, Botero! ¡Conecta el transmisor, rápido!

¡Conectado!

¡Adiós, Botero! ¡La representación será mía!

¡Suerte y éxito!.. hermano.

Entonces, ¿el ensayo general ha ido bien?

Será el mejor Don Juan de la historia, don Alberto.

Eso espero. Este teatro pone mucha ilusión en su cita anual con el Tenorio.

Pues tranquilo. Todas las funciones que hice en mi Buenos Aires natal arrebataron siempre al público. Cada día me tiraban flores al escenario.

Este teatro siempre ha representado un Tenorio para el día de Todos los Santos. Es una tradición de 150 años, no podemos interrumpirla. El prestigio de nuestro teatro está ahora en sus manos.

No se preocupe, don Alberto.

Siempre me pongo nervioso con todo esto de la representación. Que tontería, ¿verdad?

Pero ¿qué es esto? ¿Quién es usted? ¿Qué quiere?

Tranquilícese, don Alberto. Vengo por lo del anuncio.

¿Anuncio? ¿Qué anuncio?

Éste.

“Urge un Don Juan de alta competición”.

No se de donde ha sacado usted este anuncio. En todo caso, la plaza de Don Juan ya está ocupada.

¡Ese papel es mío! Llevo una eternidad esperándolo. Me parece que me he explicado mal, no estoy pidiendo el papel de Don Juan. ¡Se lo estoy exigiendo! Míreme a los ojos... así. Mañana, yo seré Don Juan. Y ahora, repítalo.

Mañana yo seré Don Juan.

¡No! ¡Lo seré yo!+

Lo que usted diga, sí. A sus órdenes.

Ya soy Don Juan, y este papel me viene como anillo al dedo. ¡Hasta mañana en la escena!

¡Justo! Tenemos que darnos prisa. Pásame el martillo.

¡Ten, cógelo!

Gracias. Baja y échame una mano. Tenemos que retirar los telones de ayer.

Cada día lo mismo. ¡Vale!

Y tú cada día quejándote de lo mismo.

Esta obra si que era guay. Pero la de mañana... será un palo.

Y uno, y dos, y tres.

Prefiero el Helloween de los americanos, con sus brujas, sus esqueletos y sus monstruos de pesadilla.

¡Tonto! A la gente le gusta ver un Don Juan para Todos los Santos.

¿Quién hará de Don Juan esta vez?

Un tal Cesar Guillermo Norberto no se qué. Un argentino.

¡Lo conozco! El año pasado hizo en Tenorio en Buenos Aires.

¿Y qué tal?

Fue tan chungo que cerraron el teatro. Lo compraron unos americanos y ahora es un garaje.

A mi me encanta esta obra.

Pues yo... ¿Qué quiere que le diga? Cada año, lo mismo.

Perdón, un poco más y no llego. No encontraba aparcamiento.

Debería haber un parking más cerca del teatro.

¡Gallinita!

¡Te cogí!

Sor... Recogimiento.

¡En efecto, doña Inés!

¿Cómo es posible que siempre lo adivinéis, doña Inés?

Es que... cada día es lo mismo.

Es la hora de los maitines. Dejen los juegos y vayamos a cantar, como cada día.

Mmmm... monjitas. Las monjitas son muy buenas, pero como mejor están es con patatas. Vaya, vaya.... Doña Inés va con ellas. La seguiré, a ver si me la llevo al huerto.

Bueno, venga anden. Atiendan a las labores del convento.

¡Madre superiora! Antes me gustaría leer un poco.

Doña Inés, las novicias estáis exentas de las labores del convento. Podéis leer cuanto queráis, querida.

Mi amado es fúlgido y rubio, distinguido entre diez mil. Su cabeza es oro, oro puro. Su guedejas racimos de palmeras negras como el cuervo. Sus mejillas, eras de balsameras, macizos de perfumes, sus labios son lirios que...

Precioso, señora.

¿Quién anda ahí? ¿Sois vos, sor Sufrimiento?

No. Soy... ¡sorpresa!

¿Vos aquí, don Juan?

Aquí, doña Inés, y con el mejor de mis regalos.

¿Qué me habéis traído?

Os he traído peligro,. Doña Inés. Si queréis verlo llevadme a un lugar recogido donde os lo pueda enseñar. A poder ser, oscuro.

¿Y en la oscuridad se puede ver el peligro?

Es donde mejor se ve, señora.

Seguidme, entremos en el convento. No empujéis, don Juan, os lo ruego.

Venga, venga, señora. Sentaos en el sofá que os voy a montar la mejor escena del ídem de toda vuestra vida.

¡Está bien, está bien! Pero conteneos. ¡con este ímpetu y estos cuernos parecéis un miura!

Y vos con esa sábana blanca parecéis el fantasma de la ópera.

Bueno, bueno... esta bien. ¡Empezad!

¡Fulgencio! Ten cuidado ahora, que esta es la escena favorita del público.

Descuida, Justo. Me la se de memoria. Es la misma de cada año. Escucha, escucha... “no es verdad, ángel de amor....”

... que en esta apartada orilla, más pura la luna brilla y se respira mejor.

“Este aura que va llena de los sencillos olores”...

¡Ten cuidado, Fulgencio! ¡Te vas a caer!

Tranquilo, Justo. Ningún año me he caído. Lo malo de este trabajo es que nunca pasa nada raro.

¿Pero qué significa esto?

¡Lo siento!

¡No! Aun no lo has empezado a sentir. Espera que sientas el filo de mis cuernos en tu carne y verás.

¡Por favor, esto es peor que ir a los sanfermines!

Eh, oigan. ¡Este tipo tiene tomates!

¡Cielos! ¿Por qué no pueden ser todos los días iguales?

¡Pero qué cosa tan mala! ¡Pero qué cosa tan mala! ¡Fuera!

¡Ejem! Distinguido público, les ruego que disculpen las... ¡ay! Los pequeños fallos técnicos que han acompañado esta función. La empresa está dispuesto a devolverles el importe de su entrada.

No se podrá decir que esta representación no ha tenido tomate.

¿Qué se apuesta a que le acierto en toda la calva?

Un vermú.

Hecho.

¡Pero haga algo!

Ya lo hago. ¡Me largo de aquí!

Me pregunto como habrá finalizado la función. ¿Qué hora debe ser ya en la Tierra? Lo malo de la eternidad es que siempre es una hora menos, como en Canarias. ¡Ya está aquí! ¡Ya está aquí! ¿Ya ha terminado la función? ¿Cómo ha ido? ¿El teatro se ha venido abajo?

Sí, se ha venido abajo pero conmigo dentro. ¡Idiota! ¿Con que iba a ser el mejor Tenorio de toda la historia, eh? ¡Toma!

La obra ha tenido que ir bien. Pedro ha vuelto con las mismas malas pulgas de siempre.

GUILLEM MARTÍNEZ
© Guillem Martínez
( CC) Carmelo Hernando

 

Míralo en:
YouTube, DailyMotion, Google Videos, Yahoo Videos, Dale Al Play, MetaCafe, Ifilm.