Español / English 00:01 ; sábado 25 mayo 2019

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

MERCADERIA'S. 1991 - 1996

Barcelona. Fundació La Caixa, 1991

Diseños aplicados a productos para su venta en la tienda de la exposición “L´Esport a la Grècia Antiga, la Gènesi de L´Olimpisme” programada en Barcelona paralelamente a los Juegos Olímpicos de 1992.  


Barcelona. Fundació La Caixa, 1991

Diseños inspirados en los “ostraca”, fragmentos de vasos cerámicos griegos decorados con “figuras negras” y especialmente con “figuras rojas”.  


Madrid. Liga Española de Baloncesto ACB, 1994

EPODOS, Horacio. 65 a.C. – 8 a.C.
Canidia, parce vocibus tandem sacris, citumque retro solve, solve turbinem.
“Deja, Cintia de atormentarme al fin con tus execrables increpaciones y haz que dé vueltas al revés el trompo mágico”.

Las dos palabras latinas para denominar el trompo son rhombus (rhombi) y turbo (turbinis).

AMORES. Ovidio. 43 a.C. – 18 d.C.
Scrit bene quid gramen, quid torto concita rombo licia, quid valcat virus amantis equae.
“Conoce bien la virtud de las hierbas, la de los hilos enrollados entorno a la peonza que gira, la del líquido de la yegua en tiempo de celo.

TESORO DE LA LENGUA CASTELLANA O ESPAÑOLA, Sebastián de Covarubias. 1611.
Trompa y trompo y trompico ciertos instrumentos con que juegan los niños, revolviéndolos, o con un cordel o una cinta de cuero y los hacen andar a la redonda por el enlosado o enladrillado, o por otro suelo que esté tieso.


Barcelona. Fundació Joan Miró, 1995

Esta figurita de arcilla cocida y pintada es uno de los tesoros del arte popular mallorquín que Joan Miró amaba y coleccionaba. Allí la pueden ver quiénes cada día visitan el estudio del pintor en Palma de Mallorca. El interés de Miró por esta humilde figurita es muy antiguo: la podéis ver en una vieja fotografía de la vitrina que tenía en su estudio del Passatge del Crédit, en Barcelona, la casa donde nació. 


Salamanca. Universitatis Salamantinae Mercatus, 1996

Barcelona. Fundació Joan Miró, 1996

“De color azul muy fino y en ella están pintadas y labradas de oro las cuarenta y ocho imágenes de la octava esfera, los vientos y casi toda la fábrica y cosas de la astrología”. Así describió Medina en 1548, en su Grandezas de España, la bóveda realizada en 1473.
Fue el gran artista español Pedro Berruguete el que dio a la posteridad el nombre con el que sería conocido: “el Cielo de Salamanca”. Hoy solo podemos ver un tercio de los 400m2 que ocupaba originalmente la decoración pictórica de la bóveda de la biblioteca de la Universidad de Salamanca. El resto de la obra se derrumbó y se perdió para siempre. Esta pintura única fue realizada por Fernando Gallego hacia 1480 y en ella podemos apreciar la eclíptica zodiacal, que la Tierra recorre en su camino alrededor del Sol, esto es los iconos de Sagitario, Escorpión, Libra, Virgo y Leo, los otro siete signos se perdieron para siempre en el polvo nebuloso en el tiempo.

El “Centre d´Estudis d´Art Contemporani Joan Miró” situado en la colina de Montjuïc de Barcelona, en el edificio ideado por Josep Lluis Sert y conocido como “Fundació Miró” fue inaugurado el 10 de Junio de 1975.
El logotipo de la institución es desde entonces el potente grafismo que el propio artista ideó y dibujó para identificar su amado proyecto.   


Barcelona. Fundació Joan Miró, 1996

En “Paisaje Catalán”, 1924, Miró sustituyó la realidad vivida por la realidad soñada, al transformar hechos reales en sensaciones, recuerdos e imágenes.
“Los olores de un paisaje de Joan Miró” es un kit sensorial para descubrir el hecho de que la abstracción encierra la inspiración más naturalista y figurativa imaginable.