Español / English 23:19 ; martes 25 junio 2019

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

Artículo sobre la exposición "100 años con Mariscal"

Mariscal antológico

(…)
Pero para que todo fuera algo más que un sueño fue necesario contar con la colaboración de otro experto creador y amigo, por más señas, del homenajeado. Carmelo Hernando, diseñador riojano afincado en Barcelona, ha coordinado el montaje de toda la exposición, cuyo presupuesto ha alcanzado los 50 millones de pesetas.

El último año lo ha empleado en ayudar a Mariscal en la búsqueda y captura de su obra repartida en infinidad de lugares. Y sobre todo se ha responsabilizado del montaje y conjunción de todos y cada uno de los detalles que han convertido al creador de Cobi en centenario.

Hernando habla orgulloso del catálogo de la exposición, que ha costado 20 millones de pesetas y que más que un catálogo puede considerarse un lujoso y original libro. Más de 300 páginas reúnen a todo color fotografías de los diversos objetos y dibujos que se exponen en Valencia. Ni Hernando ni Mariscal querían que la exposición se desarrollara con dinero público, por lo que se prepararon para contactar con promotores privados.
(…)

(…)
Ahora, con el dinero a punto sólo era necesario localizar los objetos del artista. “Y no fue tarea fácil”, precisa Carmelo Hernando. Lo más sencillo fue rebuscar entre los cajones, armarios y ficheros de la casa de Mariscal. “Quien tiene un cuadro de Chavi difícilmente se desprende del mismo. Cuesta mucho convencer al propietario de que lo preste. Continuamente nos han dicho que lo cuidásemos y que por favor no le ocurriese nada a la obra”.

Hernando cuenta como anécdota algunas de las localizaciones de obras. Un cuadro estaba en posesión del Duque de Bailén, que vive en Toledo, “quien tiene un cariño extraordinario a la pintura de Mariscal”; un prestigioso neurocirujano barcelonés también era reacio a prestar una obra, por simpatía a la misma. Otras creaciones de Mariscal habían viajado a Francia y, sobre todo, al Japón, “donde hubo varios problemas aduaneros a la hora de sacar los objetos del país”, precisa Hernando. En fin, fueron varios meses de trabajo los que se precisaron para reunir el grueso de la obra.

Después de todo iba a parar al taller del fotógrafo valenciano Enrique Carrazoni, quien debía inmortalizar con su máquina cada uno de los diversos objetos y dibujos con vistas a la confección del catálogo, antes de ser depositados en un almacén de aquella ciudad.

Carrazoni sólo tuvo que viajar a Madrid. Era imposible trasladar hasta Valencia la puerta del Banco Hispano Americano, creación, como no, de Mariscal.

“Un hecho parecido sucedió con una alfombra propiedad de la Fundación de Gremios. Mide 36 metros cuadrados y fue mejor fotografiarla en Madrid antes de su traslado a Valencia”.

“Esta alfombra
–añade Carmelo– es una pieza millonaria, confeccionada a mano, sobre un dibujo de Mariscal, que hemos querido enseñar también a todo el público que asiste a la muestra”.
(…)

(…)
Para Carmelo Hernando, la muestra ha sido su licenciatura en exposiciones, ya que su trabajo creador se había especializado en mayor medida hacia el mundo de los fotomontajes –ha diseñado, por ejemplo, portadas para EL DOMINICAL de EL PERIÓDICO–, los libros gráficos y un largo etcétera creativo en el mundo de la imagen y el grafismo.
(…)

SERGI L. EGEA
© Sergi L. Egea
© El Dominical nº 207
El Periódico de Catalunya
Barcelona, 06 de noviembre de 1988