Español / English 08:25 ; sábado 08 agosto 2020

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

Artículo sobre el libro Astronomía pirata

Pasaporte a la imaginación con la “Astronomía Pirata”

Desde hace varias semanas está a la venta un nuevo libro de cómics que por sus características de producción, realización y sobre todo de riqueza imaginativa y creatividad, representa un punto importante en el panorama editorial y visual a la hora de presentar nuevas alternativas en la forma de comunicación artista público.

Si bien es cierto que “Astronomía Pirata” está en la calle gracias a los oficios de Ernesto Santaolaya y la vitoriana Ikusager Ediciones, S.A., el padre de la criatura es Carmelo Hernando, que tras tres años de devaneos galácticos, ha ideado, recopilado y diseñado esta “Astronomía Pirata”, al margen de la oficialidad del planeta, “gracias al telento y la imaginación de grandes dibujantes y, sin embargo, amigos como Never Mind, Pere Fotuny, Luís García, Enric Burg, Elvira Navares, Pepe Canovas y Mari Carmen Vilá”.

Tres días le bastaron a Carmelo Hernando para pasar de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y montárselo por su cuenta. Desde entonces ha trabajado para la C.B.S. diseñando portadas de discos; socio fundador de la revista Ozono, ha visto publicados sus cómics y fotomontajes en revistas como Zoom, Play-Boy, Penthouse, etc. además de encargarse del montaje y diseño del Star y Vibraciones.

Carmelo Hernando, nacido en Haro, afincado en Barcelona “desgraciadamente la única ciudad donde hay cierto movimiento editorial” y con cantidad de amigos en todas partes, se encuentra en Vitoria realizando un montaje para la tienda de discos Twist.

“Astronomía Pirata” nos dice Carmelo –es una propuesta nueva, un libro tierno del que la gente puede disfrutar por misterioso y extraño. Concebido como arte-producto, pretendemos ofrecer otra alternativa en la relación artista-público, nosotros mismo hemos elaborado el proyecto de publicidad y distribución, pagándolo de nuestros bolsillos, de forma que en todo el proceso que va desde que se plasma la idea hasta que llega a las manos del lector las interferencias sean mínimas. De todas formas existe un desfase entre los lugares en que se vende y el público al que va dirigido”.

Para Carmelo el libro va dirigido a la juventud, dados los toques de rock and roll y las influencias estéticas que posee, si bien no es óbice para que la dedicatoria que se señala al principio del libro sea “con todo el cariño que nos cabe en el cerebro, a todos los niños y a todas las máquinas, también a a los viejos que esperan sentados en los parques y los metros...”

Por 650 pesetas, 124 páginas de creatividad visual, de imágenes, de fantasías, de viajes intergalácticos, de nuevos mundos y mundos nuevos a bordo de la astronave pirata cuyo único combustible es la imaginación.

En definitiva, un libro imprescindible que elaborado con fe y cariño en régimen de casi autogestión, eleva las esperanzas y abre un camino en el intrincado panorama editorial español. Un libro en el que sólo está prohibido no creerse nada y ponerse triste.

FJP
© FJP
© EL PERIÓDICO, enero
Barcelona, 1981