Español / English 07:14 ; sábado 08 agosto 2020

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

Artículo sobre el libro Astronomía pirata

ASTRONOMIA PIRATA O EL UNIVERSO EN COMICS

Una curiosísima astronave ha irrumpido recientemente en el panorama editorial a nivel de “comics”. Se trata de un libro llamado “Astronomía pirata”, realizado por un grupo de jóvenes dibujantes y grafistas que se nos presentan como la tripulación del artefacto.

Así, Pere Fortuny, José Canovas, Enric Bug, Marika Vila, Carmelo Hernando, Luis García Mozos y Never Mind (un dibujante que oculta su nombre bajo un seudónimo y su rostro tras una careta, por lo menos en la presentación del libro) nos llevan a través de toda una serie de historietas de muy distinta factura sólo unidas por hilos conductores de la imaginación y de una temática bastante galáctica y un si es no es delirante.

El lector amante de los “cómics” modernos se encuentran ante “Astronomía pirata” como frente a un catálogo de las más sugerentes tendencias de la historieta dibujada moderna. De las simas espacio-temporales de galaxias inexistentes hasta el pétreo misterio de las estatuas de las isla de Pascua, los piratas del comic nos invitan a una nueva aventura fundamentalmente visual.

Otra cosa es el estilo de las diferentes historietas. Vaya por delante que en todas ellas el nivel técnico está sumamente cuidado, aunque los estilos pueden abarcar desde el barroquismo exacerbado -que nos recuerda al mítico dibujante Moebius- hasta un estilo bastante “naïf” influido por el “comix underground”, pasando por formalismos de banda dibujada que remiten a la escuela de la revista francesa “Pilote” o incluso a las inefables “Hazañas Bélicas” que fueron consumidas por toda una generación de españolitos y quedaron en el subconsciente de muchos de ellos.

Libro sugerente para leer, libro “sólo para mirar”, libro duro y tierno a la vez, “Atronomía pirata” nace de una conclusión bastante extraterrestre, según la cual, “los humanos adultos no son adultos”, y por lo tanto está dedicado “con todo el cariño que nos cabe en el cerebro a todos los niños y a todas las máquinas, y también a los viejos que esperan sentados en los parques y los metros”.


J.J. NAVARRO ARISA
© J.J. Navarro Arisa
Barcelona, 1980