Español / English 07:26 ; sábado 08 agosto 2020

Para ver toda la obra de Carmelo Hernando en imágenes,
haz clic en la web semiótica

Artículo sobre el libro Astronomía pirata

Astronomía Pirata

Me he permitido robar tan bonito título, dado que voy a escribir sobre un libro llamado igualmente así. Espero que Carmelo Hernando, el factotum de tan inusitada empresa, sepa perdonarme. Así pues, uno revisa los escaparates de las tiendas de cómics, de las librerías o de los vistosos kioscos, y se encuentra ante un libro grueso, de tapa dura, con una espléndida encuadernación y que lleva, en letras bien grandes, el título de “Astronomía Pirata”. Al fin, Carmelo Hernando ha logrado su objetivo. He tenido oportunidad de contactar periódicamente con Carmelo. Sus labores como diseñador de la revista “Vibraciones”, mira por dónde aparece la competencia, y de los productos varios de Rovot o sus portadas para discos no me han pasado desapercibidos. Si el lector fuerza un poco su anquilosada memoria podrá recordar ciertos fotomontajes con los que nuestro hombre irrumpió bruscamente en Barcelona, recién llegado de la Rioja. Los años han pasado desde entonces, y el fruto de su estancia en esta ciudad, “desgraciadamente es la única donde hay cierto movimiento editorial. Lo ideal sería que otros puntos de España tuvieran una actividad como la de Barcelona. Entonces se descentralizaría la cosa y se podrían ver más trabajos”, ha sido la “Astronomía Pirata”. Un libro de cómics, si es que podemos llamarlo así, o mejor aún de creación visual. La Astronave Pirata es una nave de tripulación numerosa. Carmelo es el capitán, el piloto. Y en su nómina personal figuran nombres como Fortuny, Bug Rogers, Canovas, Vila, Never Mind y otros. Entre todos han logrado una obra diferente, o para aquellos que se las dan de enterados, atractiva. Es, en palabras claras, una interesante recopilación de material creado por varias manos, con el denominador común de la iniciativa creativa y visual. Es casi, una tajante respuesta a la falta de imaginación, a la comodidad de la tira cómica, a la poca solvencia editorial que nos castiga con desesperados coletazos del underground. Es, como se dice en la introducción, “un libro de cómics e imágenes”, dedicado “a todos los niños y a todas las máquinas”.

Su característica de multidireccionalidad le otorga un rango cercano al de “espectáculo de variedades”, cada página es una galaxia distinta de los que la Astronave Pirata ha sobrevolado. El problema, siempre ha de haber alguno, es la editora: “No lo promocionan nada, me tengo que ocupar personalmente de todo ya que Ikusager ni siquiera lo reparte por las librerías. Yo mismo hice un estudio de ventas para saber las zonas más adecuadas, pero la editora no me ha hecho ni caso. También quería sacar el libro por un precio no superior a las 300 pesetas, pero al final lo han puesto en casi 700”. Yo añado que lo del precio es bastante justo. 124 páginas de fantasía bien lo merecen. Dejando a un lado las influencias, Moebius entre ellas, “Astronomía Pirata” es un libro carismático, aventurero, cuadrado, fílmico, amplio, galáctico, moderno y necesario. Un colectivo experimental, afortunadamente lejos de la utopía, que te atrapa en su campo magnético, en sus diferentes historias y te da la vuelta a la imagen en 80 minutos. “Astronomía Pirata” es un consuelo y una salida de emergencia que puede mantener a tus ojos ocupados durante mucho tiempo.


JAIME GONZALO
© Jaime Gonzalog
© SAL COMÚN,
nº33, noviembre
Barcelona, 1980